Tramo 16 y 17: Vtas de la Retamosa – Torrijos – Talavera de la Reina

La tienda de campaña, las bicis y nuestras manos estaban congeladas de la escarcha de la mañana. Pero aún con los dedos de las manos completamente gélidos tuvimos que pasar la bayeta por toda la tienda, ya que estaba empapada y en esas condiciones no se podía guardar. Después del padecimiento nos colocamos sobre los biciclos y enfundamos la ruta hacia Torrijos. Al alcanzar la ciudad nos encarrilamos a la comisaría de policía, quienes nos indicaron donde estaba el albergue municipal de peregrinos, que se encontraba en el mismo pabellón polideportivo, y así por fin pudimos pasar la noche en un lugar resguardados del frío.
Tras tomar el desayuno salimos del recinto, y el suelo arbustivo germinado con varios álamos nos acompañó hasta la ciudad del Tajo, Talavera de la Reina. Allí, nuestros nuevos amigos, Jorge y Eva nos alojaron en su casa, y además nos introdujeron en su mundo de las reproducciones arqueológicas, Tematika. Por lo que, aprovechando su arte fabricamos un infiernillo, a base de dos latas de cerveza, algodón y alcohol etílico, y de esta forma diríamos adiós a esas noches con los pies helados, ya que habíamos logrado originar fuego con nuestro experimento. Y en medio de tanto trajín, aún tuvimos tiempo de disfrutar del tapeo, y por supuesto de actuar en el Colegio Fray Hernando.

 

Escriba una respuesta