Tramo 10 y 11: Mota del Cuervo – Quintanar de la Orden – Villacañas

Tras la batalla contra los gigantes descendimos la cuesta y cogimos la carretera que nos conducía al albergue de Quintanar de la Orden, donde nuestros nuevos amigos acudirían más tarde con el autobús. Cuando alcanzamos la ciudad acudimos al albergue, pero había un cartel que ponía “abierto a las 20:00h”, así que nos quedaban muchas horas en la calle, por lo que decidimos ir a resguardarnos, y que mejor sitio que la estación de autobuses. Llegada la hora fuimos al centro y nos reunimos con nuestros amigos, quienes nos comentaron que se creían que nos habíamos desviado de la ruta, ya que estuvieron durante todo el trayecto con el autobús mirando por las ventanillas y no nos vieron… cosa normal si tenemos en cuenta que nosotros partimos tres horas antes que ellos.
Al día siguiente, salimos por la ciudad a dar una vuelta, y por la noche nos alojamos de nuevo en el mismo albergue y con la misma gente, ya que al ser domingo la mayoría de los “albergues” estaban cerrados, según nos indicaban nuestros amigos.
El lunes se presentó fresquito pero sin viento, por lo que la ruta se hizo cómoda y llevadera, y casi sin darnos cuenta a las 11:00 de la mañana ya estábamos en Villacañas, localidad situada en La Mancha toledana.

Escriba una respuesta